Cisne cuello negro, cisne libro blanco

No hace mucho se presentó en sociedad un llamado “Libro Blanco sobre el sistema de formación en el trabajo” auspiciado por una importante confederación de asociaciones empresariales. Si nos vamos, en primer lugar, a buscar la nómina del equipo redactor del informe, nos encontramos con una sorpresa:  de 14 miembros que integran dicho equipo, sólo hay 1 que representa al sector de la formación. Dicho de otro modo, en el comité de expertos responsables de analizar el estado de la cuestión solo hay un representante directo del sector.  ¿No es paradójico?  ¿Los demás son figurantes?

Pero es que hace unos días acabo de leer en la prensa que esa misma organización pide a los partidos políticos que cambien la ley reguladora (30/2015) antes de publicar el Reglamento que debe desarrollar dicha ley y que en el sector esperamos como agua de mayo. ¿Prefieren la mala praxis? No es probable que así sea, pero lo parece. El corolario a esta paradoja es que la composición del equipo redactor no transmite credibilidad que anime a la valoración del citado libro blanco como instrumento capaz de arrojar alguna luz sobre el asunto que nos ocupa.

Es legítima la pretensión de normalizar el sector mediante un cambio normativo con pretensiones de corregir ciertas disfunciones en el sistema. Al margen están las críticas motivadas que toda obra humana merece. Y las subsiguientes propuestas razonables que se puedan poner sobre la mesa. ¿O es que, en el fondo, la sustancia está en otro guiso? ¿Será que ciertas organizaciones (empresariales, sindicales) añoran el antiguo régimen donde desempeñaban un inmerecido y excluyente papel principal?

Los representantes de las entidades de formación, por pura lógica, están llamados a desempeñar un protagonismo lógico en la formación para el empleo. Porque son los profesionales expertos en la materia. Porque no es racional que a quien más tiene que decir se le haga callar mientras un coro desafinado imparte clases de armonía. Parece de cajón. Lo demás contribuye a la disfunción, al desenfoque del asunto principal. U otras cosas peores. No es lógico que una junta de zapateros siente cátedra sobre la normativa eléctrica ni que fontaneros ejerzan de cirujanos plásticos.

Aquí están los integrantes del grupo redactor de Libro Blanco, según el propio Libro y atendiendo, según allí declaran, a las diferentes sensibilidades y visiones sobre la formación (creíamos que en la formación debería primarse la visión y sensibilidad de los profesionales)- (de las patadas al diccionario con las mayúsculas no me hago responsable):

  • 3 representantes de Organizaciones Sectoriales
  • 3 representantes de Organizaciones Empresariales Territoriales
  • 1 representante de Organizaciones Empresariales representantes de los Centros de Formación
  • 2 representantes de Empresas
  • 1 experto independiente
  • 3 expertos de la organización (Secretaría técnica del grupo)
  • 1 Presidente de grupo

De 14, solo 1 representa al sector de formación como experto en la materia; del resto no sabemos (porque no lo dicen) de qué son expertos. A lo sumo, y suponiendo mucho porque no queda muy claro, 5 de 14 entienden de la cosa.

¿Merecerá la pena analizar el contenido del Libro Blanco con estos presupuestos?

Quienes nos dedicamos a la formación en el ámbito laboral estamos deseando que se haga público el Reglamento que desarrolle la ley 30/2015 de 9 de septiembre por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral. Para que cese la interinidad y la indefensión en la que nos encontramos tras el cambio de modelo. ¡Que ya va siendo hora! Y luego, ya tendremos tiempo de criticar aquellos aspectos que nos parezcan criticables. Pero, antes que nada, los centros a trabajar por la calidad en la formación. Esa y no otra es la principal tarea de los profesionales de la formación. Entre el huevo (la formación) y la gallina (el crédito), primero es la formación. Y el crédito, bienvenido sea como incentivo para que las empresas formen a sus trabajadores.

Ni libro blanco ni lago negro. Ni malos vicios ni paracaidistas.

                                                           ***

Programación de cursos de verano:

22-23 y 24 de junio

22/06/2017, jueves de 15 a 21 horas Actualización, costes y alegaciones en formación programada” nivel II On-line

23/06/2017, viernes de 9 a 15 horas curso “Gestión de formación programada” nivel I, on-line

24/06/2017, sábado de 9 a 15 horas “Actualización, costes y alegaciones en formación programada” nivel II, on-line

08/07/2017, sábado, presencial en MurciaActualización, costes y alegaciones en formación programada” nivel II

2 respuestas a “Cisne cuello negro, cisne libro blanco”

  1. Javier dice:

    Qué razón tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plataforma de Teleformación Abadia

Buscar en la web

Publicaciones por categorías