Certificados de calidad

Desde el año 1990 en que empezó a generalizarse la certificación en España, toda empresa que se precie o está certificada o ha iniciado un proceso de certificación de la calidad. La certificación de la calidad es voluntaria y no impuesta y supone un valor añadido para la empresa.

Un Certificado de calidad no es otra cosa que una garantía de que la calidad de nuestros productos o servicios está asegurada en todos sus procesos y también de que la atención al cliente está garantizada. Este último punto es muy importante.

Hay distintas entidades que evalúan, supervisan y gestionan la calidad y cada día hay más empresas que se someten a una auditoria independiente para ponerse a prueba.

La base de todo el sistema consiste en un manual de procedimiento que recoge todas las operaciones que se realizan en una empresa. Las empresas tienen que someterse a ese procedimiento si quieren poder acceder a un certificado de calidad. Y no sólo eso sino comprometerse a seguir en ese empeño de la calidad porque un Certificado se consigue pero también se puede perder.

La calidad es de vital importancia para un Centro de enseñanza. La mayoría de las entidades gestoras de formación en España tienen muy en cuenta a las empresas que han implantado un sistema de calidad que suma puntos a la hora de acceder a las acciones formativas subvencionadas que conceden las diferentes entidades públicas de formación para el empleo.

La certificación es un proceso que opera en cada empresa una revolución porque a partir de ese hecho la empresa no es la misma: el proceso genera una mejora en toda la organización, un poner todo patas arriba para ganar en calidad y en rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plataforma de Teleformación Maya

Buscar en la web

Publicaciones por categorías