¿Auditoría o sanción?

 

Una sencilla pregunta: si me evitan una sanción de 50.000 euros por un coste de solo 450 euros, ¿qué es lo que resulta caro, en realidad? Algunas personas, cuando les hablas de sanciones se indignan porque creen que juegas a amenazar. Pero no se trata de amenazar, ni tampoco de un juego: se trata de avisar sobre la base de la experiencia de decenas de casos; no son palabras, sino hechos al final de muchas actuaciones de seguimiento del organismo correspondiente. No es para tomárselo a broma.

Porque algunos centros y entidades organizadoras que se dedican a gestionar formación bonificada han relajado el cumplimiento de las nuevas responsabilidades nacidas tras la publicación del Real Decreto 4/2015, primero, de la ley 30/2015, a continuación, y del Real Decreto 694/2017 de 3 de julio, después. No terminan de darse cuenta de que las reglas han cambiado y las consecuencias, también. La excesiva distensión tiene su base en la inercia y en que, a pesar de que los organismos de control han doblado sus actuaciones de seguimiento, todavía muchas empresas creen que nunca les va a tocar a ellas. Eso sí que es jugar y a un juego peligroso parecido a la ruleta rusa.

¿Estás seguro de cumplir con los nuevos requisitos, procedimientos, documentación y obligaciones? ¿Qué significa para ti que el seguimiento abarca la evaluación de los resultados de la formación para garantizar su calidad, más allá de la mera comprobación de requisitos y formalidades? ¿Qué importancia le estás dando a la evaluación de impacto? ¿Estás cumpliendo la importante obligación asignada a las entidades organizadoras de adecuar la formación realizada a las necesidades reales de las empresas y a la actividad empresarial, además de a los puestos de trabajo?

Todo esto se resuelve con una auditoría. Son demasiadas las empresas que, porque llevan muchos años gestionando formación bonificada y nunca han tenido ningún problema, creen que lo están haciendo todo bien. Incluso departamentos de recursos humanos de grandes empresas lo creen así. Incluso grandes corporaciones dedicadas a la formación. Y grandes proveedores de teleformación. Las actuaciones de seguimiento suelen ser parciales: sobre costes, sobre asistencia, documental, metodología, etc.; que en una parte cumplas no quiere decir que lo estés haciendo todo bien. Sí, cuatro ojos ven más que dos;  y dos ojos experimentados y actualizados, tanto en normativa como en la práctica de los organismos de control, mucho más que 20.  Incluso hay quien dice: yo tengo ya un asesor que me informa de eso. ¿Y? ¿Nunca consideras conveniente una segunda opinión?

La auditoría es una revisión a fondo, tanto documental, como del cumplimiento de los requisitos, del desglose pormenorizado de las facturas, de la imputación de costes y su correcta distribución, del cumplimiento de las obligaciones de las empresas bonificadas, de la correcta organización y disponibilidad de la documentación, etc. Siempre sacarás algo bueno de una auditoría. Y la tranquilidad basada en el trabajo bien hecho será tu recompensa.

Llámanos y hablamos.

Vea nuestro vídeo:

 

6 respuestas a “¿Auditoría o sanción?”

  1. Paloma dice:

    Siempre pensé que una persona inteligente debe rodearse de expertos en cada materia y que eso no significa debilidad sino fortaleza. Porque cada uno es experto en lo que trabaja, por lo tanto esto convencido de que es bueno solicitar una auditoría a un experto como usted.Tanto es así que como estaré por su zona en vacaciones, y me gustaría concretar una cita en sus oficinas para realizarla. Dígame qué necesita y concretamos la fecha. Mil gracias por los contenidos tan interesantes que nos deja en su blog. Saludos

  2. Yolanda Sevilla dice:

    Quiero asistir al curso de Sevilla, ¿que debo hacer?

  3. Miguel dice:

    Muchas gracias por la información de calidad que cuelga en su blog. Enhorabuena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plataforma de Teleformación Abadia

Buscar en la web

Publicaciones por categorías