Algo más que un borrador: un nuevo modelo de formación para el empleo

blog

La transición al nuevo modelo ya ha iniciado su andadura y cuenta con un calendario de implantación. Ríos de tinta, rumores y temores varios, algún traspiés,  han saltado de boca en boca y en forma creciente durante los últimos años. Recuerdo cómo hace unos meses hubo una lectora del blog que se escandalizó porque hablábamos aquí de las transformaciones que se avecinaban. Con razón esgrimía ella el argumento de que hasta que esos cambios no aparecieran publicados, negro sobre blanco,  en el BOE no existían; eran humo y que, por lo tanto, hablar de ellos era engañar a los lectores. La precipitación de acontecimientos nos está dando la razón: el tren ya ha salido si bien  la estación término está todavía por precisar y los cambios tan aludidos quedarán configurados finalmente tras los vericuetos y avatares de las diferentes negociaciones y líneas de trabajo en marcha.

Mientras tanto, hoy como ayer, la obligación de las entidades de formación es ser diligentes  y adoptar sin demora medidas ante esos cambios que nos contemplan desde el horizonte cercano. Pero una cosa es constatar que el mundo se mueve y otra, anunciar el Apocalipsis. Como dice el propio borrador presentado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social (MEYSS) a los Interlocutores Sociales: “el sistema (de la Formación para el Empleo) está llamado a desempeñar un papel trascendental: promover la adquisición de conocimientos y habilidades por los trabajadores para favorecer su empleabilidad, como palanca de acceso, mantenimiento y retorno  al empleo”. Por lo tanto, aquellos que temían la desaparición de la formación bonificada pueden estar tranquilos: la formación de demanda seguirá y con nuevos bríos. Dejó dicho el filósofo griego Heráclito, seis siglos antes de Cristo, que nada permanece excepto el cambio. Pues en esas estamos en la formación profesional para el empleo: cambiar no quiere decir desaparecer, sino adaptarse a las circunstancias y fluir.

Efectivamente, el subsistema de la Formación Profesional para el Empleo  se articula en dos líneas de trabajo, una centrada en las necesidades de las empresas (formación de demanda o bonificada) y la otra centrada en las necesidades formativas de trabajadores ocupados y desempleados (formación de oferta o subvencionada).  Pues bien, según el cuadro que encabeza esta entrada, la formación bonificada, en color naranja, ha ido cada año en aumento, tanto en recursos como en empresas que la usan.

¿Por dónde van los tiros?

La Formación Profesional para el Empleo es imprescindible y de ninguna manera va a desaparecer, máxime que en España hay un desajuste estructural en los niveles medio y bajo de cualificación de los trabajadores y mientras los niveles medios están muy por debajo de la demanda (un 23% de trabajadores cualificados en nivel medio cuando las necesidades del mercado de trabajo demandan un 50%);  el nivel bajo está desbocado en un 42% cuando las necesidades de personal de nivel bajo sólo será capaz de asumir un 15% de trabajadores en los próximos años. (Estudios CEDEFOP).

Avanzar hacia un nuevo modelo quiere decir, como líneas-fuerza:

–           Reforzar la formación de calidad y  la eficacia y la trasparencia en la gestión.

–           Mejorar la empleabilidad de los trabajadores

–           Acceso a nuevas vías de formación continua a través de plataformas online.

–           Simplificación de la tramitación de las bonificaciones y subvenciones.

–           Establecer unos requisitos de acreditación y registro para entidades de formación.

–           Evaluación permanente en todas las etapas del proceso formativo.

–           Informes de satisfacción de empresas y trabajadores

–           Aumento de los sistemas de seguimiento y control.

–           Perseguir, sancionar y eliminar los casos de malas prácticas.

–           Potenciar las iniciativas  de detección de necesidades formativas (prospección).

–           Potenciar la red de Centros de Referencia Nacional.

–           Registro Estatal de Entidades de Formación y Catálogo de Especialidades Formativas.

–           Redefinición de los Permisos Individuales de Formación (PIF)

–           El SEPE verá reforzado su liderazgo en el sistema; También las CCAA.

–           Los llamados Agentes Sociales perderán peso para no ser juez y parte en el sistema.

–           Mayor participación  de las entidades de formación que saldrán reforzadas.

–            Mayor participación, también de Autónomos y de la Economía Social.

–           La Fundación Tripartita (FTFE) verá revisada su naturaleza institucional.

–           Y aparecerá la nueva Fundación Estatal (FEFE) para la Formación en el Empleo.

La transición hacia el nuevo modelo supone, como es lógico, las modificaciones normativas, principalmente el Real Decreto 395/2007 que ordena la Formación Profesional para el Empleo,  la Orden Tas 2307/2007 que afecta a la formación bonificada y la Orden Tas 718/2008 referida a la formación de oferta o subvencionada. Y de ahí a las de rango inferior.

El reloj se ha puesto en marcha  y, según las previsiones, en mayo tendremos sobre la mesa el nuevo Acuerdo formalizado.

Es hora de no dormirse y de hacer los deberes. ¿Estás preparado para los cambios que se avecinan?

6 respuestas a “Algo más que un borrador: un nuevo modelo de formación para el empleo”

  1. Anabel dice:

    Yo como estudiante solo quiero que al solicitar algún curso no me mareen.

    La gente solo quiere apuntarse al curso, hacer el curso y realizar unas prácticas en empresas en las que ponga en práctica lo que ha aprendido para el puesto en el que se ha formado. Nada más y nada menos.

    Si este modelo va a ser capaz de ofrecer esto a los estudiantes de este país, bienvenido sea.

  2. Vicente dice:

    Muy bien José María
    Cuando hagas el curso de Alicante avísame

  3. Sandra dice:

    Pues esperemos que nos deparará Mayo….aquí estamos preparados para afrontarlo pero que dejen claro ya el camino a seguir.
    Muy buen artículo como siempre Jose María! saludos para todos

  4. Leticia dice:

    Nos pondremos manos a la obra!!!!!
    gracias J.María

    Me ha encantado…….Dejó dicho el filósofo griego Heráclito, seis siglos antes de Cristo, que nada permanece excepto el cambio.
    un saludo Leticia

  5. Carlos dice:

    Muy interesante,pero a ver si de una vez por todas tienen claras las directrices a seguir para el nuevo modelo de formación y no nos marean continuamente.

    Un saludo.

  6. Jordi dice:

    Pues no nos queda otra, que afrontar estos cambios.
    Gracias por la información José María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plataforma de Teleformación Maya

Buscar en la web

Publicaciones por categorías